Páginas vistas la semana pasada

sábado, 11 de mayo de 2013

CRÍTICA: LA MULA



La historia de la producción de "La Mula"  podría ser material para una película sobre los entresijos de la industria hispana. Rodada en 2009, lo que era una coproducción entre la productora española Gheko Films y la británica Workhorse Entertainment terminó en un desencuentro que llevó al director Michael Radford (El cartero y Pablo Neruda) a dejar el rodaje cuatro días antes del final y renunciar a cualquier autoría sobre la obra. Su labor de dirección no aparece en los créditos por expreso deseo del mismo. Tras batallar en los tribunales (y ganar en España y Reino Unido) y con el propio Ministerio de Cultura, y el afán de la productora Alejandra Frade por fin llega a las pantallas el próximo 10 de mayo, la Mula la primera obra fílmica donde Mario Casas y María Valverde coincidieron, incluso antes que 3 metros sobre el cielo. Increíble y surrealista.

Tales desencuentros se plasman y lastran como pocas veces el producto final. La Mula es mas bien una concatenación de escenas que buscan un aglutinador; erigida alrededor en la figura de Juan Castro, un joven cabo nacional de la Guerra Civil que encuentra una mula en medio del campo de batalla y se encapricha de ella. El film lo intenta pero a nivel narrativo y de montaje el film es un sin sentido. Flashbacks que no se explican, cambios de tono de forma abrupta y un montón de hilos narrativos que se empiezan a lo largo del metraje pero nunca se acaban, como si un gato estuviera jugando con un ovillo de lana improvisando pero desmenuzando aquello que nos quiera encontrar, sin encontrar nunca el norte.

Y sin embargo, sorprendentemente el film se aguanta. Sobrevive gracias a una serie de hallazgos tan inusitados como efectivos. Con el mejor Mario Casas de su carrera. El actor gallego firma su mejor trabajo ubicado en el año 2009 y nos hace creer que es Juanito, un cabo cateto y jienense quitándose cualquier tipo de prejuicios ante el actor. Los demás intérpretes están a la zaga: Desde Secun de la Rosa hasta una María Valverde en un atípico papel para la madrileña y unas inspiradas e ingeniosas escenas cómicas y satíricas. Estas últimas retratan y "ridiculizan" ese patriótico y franquismo de la España cañí y profunda donde los pasodobles, las sevillanas y el folkclore en general proponen una interesante revisión de nuestras raíces de país de pandereta. La Mula tiene muchos defectos pero su subtexto es tan rico que bien vale un visionado. Y más para ver un Mario Casas, que quién lo diría, huele a nominación al Goya por un papel de hace 3 años. Tan surrealista como todo lo que rodea a " la Mula" del título. Así que ya saben. Para este humilde crítico, " la Mula" no es una "buena" película pero si una propuesta mucho mas rescatable que otras obras de mucho mayor empaque e intenciones. Usteden deciden si se pasean entre estas trincheras como la jaca del film.

NOTA: 5,5.



No hay comentarios:

Publicar un comentario