Páginas vistas la semana pasada

viernes, 8 de febrero de 2013

CRÍTICA: GANGSTER SQUAD



Trajes. Sombreros de fieltro. Cigarrillos. Ametralladoras. Balas. Placas. Casinos. Hampa.  Rascacielos. Humor negro. Chicas deslumbrantes. Violencia estilizada. Cine. Este es el mundo de la nueva película de Ruben Fleischer: Gangster Squad.

El director de Zombieland bebe del pulp para hacer un remake casi confeso de los Intocables aunque con el filtro Dick Tracy. Sus referentes le pasan factura. Eran mucho mejores y (menos) digitales. Sean Penn interpreta un rol muy similar al Big Boy de Al Pacino. Pero mientras el film de Warren Beaty nos regaló un "muñeco" memorable, este Mickey Cohen es uno de los peores papeles de Sean Penn para quien suscribe que recuerdo. Mala caricatura, plano, sin el carisma necesario para ejercer su talento como villano de la función. Principal piedra del zapato del film junto a un guión algo rutinario y un final solvente pero mejorable (que tuvo que ser rodado de nuevo por una "estúpida" censura).
 
Gangster Squad tiene algunos peros. Sin embargo, en su viaje hacia el acercamiento al subgénero su falta de complejos así como un sentido del autoparodia convierte la última pelicula del protagonista de Drive en un cómic de gánsteres irresistible; tan frenético como el Raoul Walsh de Al rojo vivo, Hampa Dorada con Edward G.Robinson y todas esas peliculas de cine negro que sentaron cátedra en la era de la Depresión Americana de los Años 30. Creo que a Paul Muni le hubiera gustado estar en esta cinta aunque fuera con un rol tan testimonial como el de Nick Nolte.

Porque el resto es diversión: un cast espléndido ( Penn aparte por lo mencionado) con un Ryan Gosling que salva lo estereotipado de su personaje ( algo chulopiscinero pero con un encanto a prueba de balas). Emma Stone no tiene mucho margen de maniobra pero es de esas actrices que transmite con poco y sabe como " lucirse". Y sobre todo, tenemos a Josh Brolin que es el alma máter del film y ha nacido para hacer este tipo de pelis. Su mirada lo dice todo: NOIR. Como si un Bogart o un George Raft se tratara. Y el film lo sabe.
 
Por lo demás, un pulp estilizado con algunas piruetas visuales muy conseguidas. Es cierto que utiliza elementos modernos como el videojuego para reciclar los tópicos de este tipo de cine toda la vida y eso puede parecer sacrilegio para los más puristas; pero su aspecto de pasatiempo saltimbanqui a mi me ha seducido. Es cierto que es mejorable y no es la mejor de mis " conquistas", pero su sentido del ritmo le convierte no sólo en un buen sorbete gansteril si no la fantasía de todo niño que empuñó de pequeño una recortada de plástico.

NOTA:6











No hay comentarios:

Publicar un comentario