Páginas vistas la semana pasada

domingo, 20 de octubre de 2013

46ª EDICIÓN DE SITGES: DIA 1, 2 y 3


Otro certamen que empieza con el cielo roto.Como una extraña costumbre, empezamos de nuevo la temporada festivalera en el Auditori. Nos espera para la apertura, un nuevo film español, del director de Agnosia, pero con reparto, factura y vocación internacional. Se trata de un ejercicio hitchcockiniano llamado Grand Piano.

Nos aguarda la 46ª edición del Festival de Sitges, dedicada al origen del mal, como reza desde scartel, homenaje a La Semilla del Diablo, de Roman Polanski, que preside la entrada del Auditori, de manera tan imponente como amenazadora.

Y así se inaugura el certamen con la última película de Eugenio Mira. Un film tan magistralmente dirigido de forma técnica como lleno de concesiones y lagunas en el guión, para mi gusto excesivas en muchos momentos. El alto hype proveniente de las críticas del festival de Austin no me han ayudado. No me parece un mal film, pero esta muy por debajo de lo que podía dar, sobre todo por el virtuosismo técnico del que lleva las riendas de la producción. Recordemos que la historia es la de un pianista, interpretado por Elijah Wood, que llega a Chicago después de cinco años sin actuar y es amenazado por un francotirador con la voz de John Cusack. El actor de Balas sobre Broadway no estaba en el Hotel Melià de Sitges, pero si su protagonista, Elijah Wood, que ha despertado la admiración de los fans que pasaban por la localidad costera.


Pero pasemos al punto negro más importante del día. Por que lo de Upstream Colour es harina de otro costal. Si el cine experimental pasa del mediometraje, creo que se requiere un vínculo entre espectador y roles. Algo que no hace la segunda película del director de Primer, Shane Carruth. Imágenes "malickianas" al servicio de un surrealismo que se me ha antojado frío, plano y aburrido. Poco más que decir bajo mi humilde opinión. No es que no sólo no la entienda, es que ni me evoca, ni me provoca, ni me emociona.

Mejor ha sido Byzantium. La vuelta a Neil Jordan al vampirismo, tras Entrevista con el vampiro, no hechiza, pero si funciona con solvencia al dominar un tono gótico-poético algo monocorde, pero con eficacia y haciendo buen uso de sus distintos elementos. Sin ir mas lejos, las dos vampiras protagonistas, Gemma Arterton y Saoirse Ronin, están en sus registros habituales, pero estas al servicio de la historia y no al revés. Lo mejor de una primera jornada con un nivel bastante insatisfactorio para este cronista.

DIA 2: EL DIA DE ELI ROTH

El segundo día en el Festival de Sitges estuvo marcado por los muertos vivientes; concretamente por una marabunta de zombies, que llenaron las calles de Sitges, como si los figurantes de la película Guerra Mundial Z se tratara. Padres madres, niños, jóvenes e incluso personas de avanzada edad, se pusieron en las manos de los artistas del maquillaje para llenar su piel de cicatrices, heridas y otras malformaciones putrefactas. Y mientras, en el Meliá, un nombre no paraba de retumbar entre prensa y fans: Eli Roth.

El director de Massachusets vino por partida doble a Sitges. Como director de su "caníbal film", The Green inferno; y como productor de su ficción televisiva Hemlock Grove. La presentación y proyección de la misma tuvo lugar en la sala Tramuntana, donde al director de Hostel le acompaño su nueva musa, Lorenza Izzo. Según Roth" El productor alec Whitman me dijo 'Tengo una novela para ti. Va sobre hombres lobos y vampiros'. Rapidamente puse cara seria pero antes de eso el dijo: 'Espera, esto va a ser algo diferente. Va ser mucho mas oscura, mucho mas violenta y tiene un toque parecido a Twin Peaks'. Así nació esta serie que el director de Hostel produce, así como también se encarga de la dirección del primer capítulo de la ficción para Netflix. Según el cineasta de Cabin Fever una de las razones por las que quería hacer esta serie era "joder a todos los fans de Crepúsculo". Así de vehemente se expresa Roth. Un realizador cuya imagen icónica del oso judío en el film de su amigo Quentin Tarantino, Malditos Bastardos, ha quedado para la posteridad.

DIA 3: THE CALL, PATRICK Y MINDSCAPE

Por su parte, en el tercer día tuvimos la oportunidad de ver 3 films muy distintos. The Call, de Brad Anderson, es un suspense de estética videoclipera y con estructura y reminiscencias televisivas, protagonizado por Halle Berry. El director de Connecticut nos cuenta la historia de un psicópata que secuestra a una chica, pero se centra en la figura de la operador

Mas clásica es el remake de Patrick, un aproximación mas retro todavía del film de terror setentero australianiano. En esta ocasión, Mark Hartley cuenta con un reparto encabezado por la nueva scream queen Sharni Vinson (en la fotografía) y Charles Dance, que recibió el Premio La Máquina del Tiempo ante el eufórico público del Auditorio. El fenómeno Juego de Tronos ha convertido a este veterano actor en una gran celebridad para la comunidad fandom del festival.  Todo perfecto para vender este buen film tan gótico y hammeriano como la espléndida partitura de Pino Donaggio, con sus pertinente clímax de humor negro y casquería marca del género. Eso si, aunque quizá con menos dosis de la esperada.
a de emergencias que ayuda a la protagonista, encarnada por la ganadora del Oscar por Monster's Ball. La película no descansa durante sus 90 minutos, aunque algunos tópicos y un efectista uso de montaje y sonido, le hacen restar bastantes puntos para este crítico. Pero, al fin y al cabo entretiene, que es lo que importa.

Pero el plato fuerte ha sido Mindscape. El debut de Jorge Dorado en la dirección no sólo resulta un film dirigido técnicamente como si fuese un veterano; sino que la dirección de actores es sublime. Aparte de secundarios roba escenas como Brian Cox, este denso film se centra sobretodo en el dúo Mark Strong/ Taissa Farmiga para un firmar un gran película de intriga mental. La historia de un especialista en incursiones en los recuerdos de otras personas está protagonizada por el villano de moda del Holywood de los últimos años: un Mark Strong que, en la presentación del film, realizó un divertido "speech" en catalán, que se llevó una merecida ovación del auditorio de Sitges.

Y el festival pasa. Y aún queda mucho por ver.  Hoy  tendremos lo último del director de Drive, también hemos visto el apocalipsis según Simon Pegg  o una de las películas más sorprendentes proveniente de Finlandia: Coherence. ¿Aún no os habéis pasado por Sitges? ¿ A qué esperáis? Seguiremos informando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario