Páginas vistas la semana pasada

domingo, 13 de julio de 2014

CRÍTICA: LAS VIDAS DE GRACE

Aunque su estructura pueda hacernos prever, que esta es otra cinta de reformatorio siguiendo el cliché del melodrama mas televisivo, esa no es " Las vidas de Grace". Porqué amén de huir de la estética telefilmica o ahogar la historia en el postureo de la peor versión del cine " indy", lo que le importa a esta cinta son que los personajes nos cuenten lo que callan con realismo, humanidad pero sobretodo esperanza. 

En el primer dia de Nate, conocemos a Grace, una chica que trabaja como supervisora en un centro de acogida para adolescentes en situación de vulnerabilidad.  La entrada del nuestro supervisor ingresará en el centro Jayden, una chica inteligente y rebelde, Grace descubre que no puede seguir dando la espalda a los problemas propios que arrastra desde su propia infancia,

Destin Daniel Cretton escribe esta historia de apariencia sencilla peró con unas escenas que funcionan juntas y separado por la autenticidad que respiran. Lo hacen a través de su planificación que usa la cámara en mano (en su justa medida) paraaportar no solo verosimiltud si no la agitación de las que sus personajes no pueden escapar. Ellos ocultan sus cicatrices pero sus manos le delatan. El cineasta está tan atento a los detalles que sabe cuál tiene que ser el siguiente plano para seguir contar cosas sin sobrexponer de material superfluo al espectador. 

Además, no está solo. El director y guionista nacido en Hawai sabe que no sólo tiene un gran libreto; ya que tiene unos actores entregados para la causa. Los intérpretes jóvenes están de aplauso pero lo de la pareja protagonista es de ovación. Es menos habitual de lo que parece ver como dos actores se desnudan emocionalmente como lo hacen John Gallagher Jr. y Brie Larson. El primero no puede ocultar a través de su encantadora verborrea (que nos recuerda un poco a los recitales que realiza en The Newsroom) que es un alma herida, redentora, pero aún traumada. Mas aún esta, la protagonista, el corazón del relato, una Brie Larson espectacular con un personaje tan bien construido que no sólo se funde en nuestra memoria si no también en la línea que la espera con sus pupilos de acogida. Eso si, interpretativamente Rami Malek tiene que lidiar con el rol menos agradecido: un mero macguffin para contar ciertos aspectos de la trama que poco le dejan lucir, convirtiendóse en lo mas desdibujado y prescindible de la propuesta. Eso si, con secuencias tan brillantes como el cuento infantil macabro que le cuenta Jayden a Grace...¿quien quiere mas? Eso es el cine, un arte valiente pero necesario, luminoso y humano como lo tiene esta cinta a reinvidicar. 

NOTA: 8,5

No hay comentarios:

Publicar un comentario