Páginas vistas la semana pasada

miércoles, 13 de agosto de 2014

CRÍTICA: BEGIN AGAIN

¡Que escasos estamos de películas como esta! El mundo cínico de la crisis económica parece haber impregnado el cine de principios de siglo con propuestas " oscuras" sea blockbusters o no. Ante tanta desolación, la mejor forma  de ser rebelde es la que propone John Carney después de Once: una carta de amor a la música, a la pasión, a la creatividad y por ende, a la vida…esta vez en Nueva York.

En un bar de Manhattan, coinciden dos corazones rotos: Él, un productor de discos (Mark Ruffalo) recién despedido, ve actuar a una joven cantautora que podría reflotar su carrera. Ella, (Keira Knightley) una artista ocasional con gran talento que acaban de romperle el corazón. El resto, mejor que lo descubran ustedes mismos. Pero ya les aviso que el resultado final es brillante. 

El film rezuma positividad por los cuatro costados sin perder autenticidad ni excederse con el azúcar. Las canciones salen de forma natural y son imposibles de separar de la trama ya que són la caja de resonancia de los valores de la cinta. Unos valores tan sólidos como la interpretación del dúo protagonista. Cada uno con sus armas: Keira con su voz de Norah Jones se gana a los espectadores con un Soundtrack excelente. Mark, con esa interpretación arrolladora de cazatalentos venido a menos y algo caradura pero con un corazón de oro. Ya están tardando en darle a una estatuilla a Hulk...

Los secundarios también aportan su grano de arena. El que tiene más cancha es el debut en la actuación de Adam Levine, solvente en la actuación, grande ante el micrófono ( a pesar de hacer el personaje menos agradecido. No así con el rol de CeeLo Green).  Hailee Steinfeld ha crecido tras brillar en el "Valor de Ley" de los Hermanos Coen y sabe aprovechar sus momentos en el film. Mos Def y Catherine Keener también aportan su grano, si bien no pueden deslumbrar con sus compañeros si son conscientes de que su función no es sobreproducir el producto.

Puede que algunos pienses que quizá el film es demasiado " idílico" y que su crítica a la música sea poco realista, pero aquí este humilde cinéfilo suscribe, que la mejor crítica es la que subyace con una sonrisa: porque entonces, quiere decir, que por muy mal que vayan las cosas, nosotros tendremos la fuerza necesaria para cambiar las cosas a mejor.

NOTA: 9


PD: Para ver el final tendrán que ver los títulos de créditos integros. A priori, puede parecer anticlimático pero es un homenaje a cada una de las personas que participan en la pelicula. Bravo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario