Páginas vistas la semana pasada

viernes, 15 de agosto de 2014

CRÍTICA: CORAZÓN DE LEÓN

Seamos sinceros: la fórmula es la de siempre en las comedias románticas de chic@ conoce a chic@. El quid de la cuestión está en la forma. El director argentino Marcos Carnavale es consciente de ello y nunca esconde lo que es Corazón de León: una comedia blanca ( nada que ver su humor con el de Amor Ciego de los Hermanos Farrelly con el que comparte conflicto similar), de pura evasión y siguiendo los cánones aunque con una pareja peculiar y un film que busca más la sonrisa cómplice y su mensaje que el gag puro y duro. Dicho de otro modo, Corazón de León no busca la carcajada pero si  seducir al espectador con sus buenas intenciones. Del mismo modo que León ( un magnífico Guillermo Francella) cautiva a Ivana (una Julieta Diaz también brillante que recuerda a las divas de las comedias italianas de antaño).

La química de estos 2 personajes se hace patente desde el minuto 1 con una de los mejores inicios del género que recuerdo (Begin Again aparte). Todo empieza el dia en que Ivana Cornejo, una exitosa abogada pero de paupérrima vida personal pierde su móvil en un parque. Por fortuna, recibe la llamada de alguien que lo encontró, con intenciones de devolvérselo. Se trata de León Godoy, un arquitecto de gran renombre con una personalidad arrolladora: simpático, galán y todo carisma. En la charla telefónica que mantienen se establece mucha empatía y ambos sienten un inmediato interés. Así que tras la conversación quedan encontrarse al día siguiente para verse.Ella, ilusionada, va a la cita con el desconocido y allí se encuentra con una sorpresa...La altura. León Godoy mide sólo 135 centímetros.

Uno de los grandes méritos del film (aparte de esos 15 minutos sensacionales) es la gran química que tienen los 2 actores y sobretodo la forma como la estatura del personaje está integrada en la acción sin que se vea el truco (Francella no tiene la altura de su personaje). Ya sea a través de planos de la espalda del protagonista con los que disimular la presencia de dobles o sutil infografia. Pero sobretodo, la forma de tratar de forma tan humana el tema de los prejuicios y la discriminación, en un film dónde a pesar de carecer de algun punto de giro, su fluida y cuidada narración hace que el metraje fluya de forma amena. Lo que mas chirria es la evolución del personaje de Ivana, cuya transición en la recta final del film, se antoja poco definida y trabajada; dejando una resolución muy descafeinada para lo visto hasta el momento. Y es que aunque, Corazón de León no pasará la historia por revolucionar la comedia, si se puede ver como un rara avis que recupera códigos narrativos de antaño en un tiempo que hasta los cócteles saben a prefabricado. Y sus valores, también.

NOTA: 6

No hay comentarios:

Publicar un comentario