Páginas vistas la semana pasada

domingo, 21 de abril de 2013

CRÍTICA: DESPUÉS DE LUCÍA ( ATLANTIC FILM FEST)



Después de su cortometraje anticorrupción, Michel Franco ha vuelto como muchos amantes de las etiquetas lo han querido llamar  con"un Haneke high school". Una cinta que ha ganado el festival online mas importante de nuestro país, pero que tengo mis peros mas que grandes ante esta propuesta.

Tras perder a su madre Lucía, la joven Alejandra (Tessa Ia) se muda junto con su padre Roberto (Hernan Mendoza), depresivo por la pérdida de su esposa, desde la costera Puerto Vallarta hasta la capital México D.F., intentando cambiar de vida en otro sitio lejano. Pero allí la adolescente será víctima de bullying. 

No en vano, la forma de filmar recuerda mucho al director de Amour. Una relación familiar en silencio en donde se dice mas por lo que se calla que por lo que se dice y dónde las microacciones y el costumbrismo filmado desde la lejanía es la base del proyecto.

Desde el momento en que Roberto abandona un coche por extrañas circunstancias en el inicio del film hasta el plano final de un final sorprendente pero coherente hay un buen guión; un libreto que aunque está bien estructurado lo creo algo lineal. La soledad del personaje principal es una víctima de unos "presuntos amigos" que se aprovechan de ella para abusar de ella, torturando psicológicamente que no saben discernir entre lo que es una broma de lo que es un acto inmoral y despreciable contra un ser humano ( y reiterado). Esa soledad también es un contrapunto del personaje del padre que también tiene su propio calvario aunque esta vez sólo interior; lo que hace que el resultado de dichos pilares aunque siendo un tanto mónotono.  Los dos están de luto y lo pasan mal. No hay un contraste suficiente marcado en los dos roles principales que levantan el relato.
 

Sin embargo, el film esta bien narrado e interpretado y se percibe naturalidad y fluidez; a pesar de que es un tanto monocorde en cuando al tono. Pero para mi, el principal problema es el desenlace. A mi me parece inmoral. Creo que un tema tan grave como el acoso escolar no puede tener un mensaje tan negativo y tan poco ejemplar. Es por eso que no apruebo esta propuesta. El film no se merecería el suspenso pero creo que su decisión final o mejor dicho, su razón de ser no es justificable. Esto no es los Mercenarios donde el placer culpable y los bajos instintos pueden ser moneda de cambio. Es un film que denuncia que quiere transmitir algo que yo, personalmente no compro.

NOTA: 4



1 comentario:

  1. Ya hemos hablado de ese final varias veces amigo Joan, en concreto a mí no creo que intente mostrar nada en concreto el director. Para mí es lo más interesante de la película, que por otro lado me parece muy fría , plana y previsible.

    ResponderEliminar