Páginas vistas la semana pasada

domingo, 10 de noviembre de 2013

46ª EDICIÓN DE SITGES: DIA 6 y 7

Pasado el ecuador del certamen, la sensación es bastante agria. Los aficionados parecen contar con los dedos de una mano, los films que más les han llamado la atención. Uno de los más comentados estos días es el que nos llegó este miércoles: Europa Report, una space opera filmada en found footage con nombres como Sharlto Copley o Cristian Camargo. Todo empieza con equipo internacional de astronautas que es enviado a una misión privada en la cuarta luna de Júpiter. 90 minutos más tarde asistimos a los títulos de crédito de esta correcta odisea espacial (sobre todo por su tramo final), pero cuyo libreto de Philip Gelatt se pierde en una presentación demasiado fría y superficial de los personajes. Aun así, y sin ser ninguna Gravity, Sebastián Cordero realiza un gran trabajo ante la cámara y sabe sacar grandes momentos de un cast inspirado.


Por su parte, el jueves hemos asistido al estreno de lo que se anunciado como "la película favorita de Tarantino del 2013". Estas declaraciones extraídas del realizador de Jackie Brown en el festival de cine de Busan han sido lo que ha levantado la expectación de la cinta en las últimas horas. Al verla, uno entiende porque este film israelí ha conectado con el cine de Tarantino. Todos conocemos la predilección del genio por las escenas de tortura cínica y macabra. Y este film sustenta su premisa en una serie de secuencias que mezclan la tortura, con el humor negrísimo y cotidiano (con ciertos apuntes sociales) para hablar una historia sobre los verdugos con mucha más enjundia de lo que parece. Y un guión sólido y bien dirigido que te atrapa desde el minuto 1. Recuerden su título: Big Bad Wolves.  Y el tándem de directores responsable del invento: Aharon Keshales y Navot Papushado.

Y el viernes tocó un día de terror. Un diabólico día que empezó con Insidious 2 y acabó con un slasher de instituto, llamado All cheerladers die. Y, desgraciadamente para este cronista, ambos son dos films fallidos. Empezamos con la primera y a priori plato fuerte del día: Insidious 2 de James Wan. Esta vez, Josh y Renai Lambert se han mudado con sus hijos a la casa de Lorraine, la madre de Josh, esperando olvidar el pasado y comenzar una nueva vida. Pero pronto, la familia empieza a experimentar extrañas visiones y fenómenos amenazantes, que les obligarán a desentrañar el oscuro secreto que les ha dejado conectados con el mundo espiritual….Una cinta que transmite una desgana preocupante y que hace preguntarse varias cuestiones a este crítico. ¿Realmente es James Wan el que está tras la cámara? ¿Es el mismo que The Conjuring? ¿Qué ha pasado entre una película y la otra? Porque, después de un primer segmento algo reiterativo y confeccionado a medio gas (pero aceptable), Wan deja al film a merced de unos Abbott y Costello de tres al cuarto, que convierten el film en un spoof ridículo y sin tensión. Ver para creer.

Lo de All cheerladers die aún ha sido un producto más flojo. Mäddy Killian es una joven de 17 años del instituto Blackfoot con la misión de hacer caer al capitán del equipo de fútbol. Se alistará a un grupo de cheerleaders para conseguir su propósito, pero una serie de trágicos acontecimientos harán que las chicas se vean empujadas a una batalla sobrenatural que culminará en una noche sangrienta. No, no es un argumento novedoso. Ni la comedia high school ni el slasher de vieja escuela son puntos de partida originales, ni juntos ni separados. Y si encima están filmadas como si fuera un reality, lleno de efectos de postproducción, el resultado puede ser bastante olvidable. Es lo que ocurre con este film que además peca de una misoginia deplorable. Si, es lo peor que he visto en Sitges por el momento y eso que solo queda un día...

En definitiva, una montaña de rusa con films más bien insatisfactorios, pero con algunas perlas rescatables como la "preferida de Tarantino", que puede conseguir rascar algo en el palmarés. Nosotros esperaremos este palmarés. Así que estaremos informando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario