Páginas vistas la semana pasada

lunes, 21 de enero de 2013

CRÍTICA: EL LADO BUENO DE LAS COSAS



Ocho nominaciones a los óscars. Sus dos protagonistas y dos secundarios nominados; incluido Robert De Niro al que no nominaban desde 1992. Y todo en una comedia, género maldito de cara a los premios. Y la pregunta es... ¿Realmente vale tanto la pena el nuevo film de David O. Rusell? Pues para este humilde crítico...rotundamente NO. Es una película con algún aspecto destacable, básicamente en la parte actoral, pero es una comedia romántica...del montón. Si, si. Lo que oyen. No les voy a engañar. El film intenta darle un giro al subgénero explicando la historia de un bipolar (competente Bradley Cooper) que vuelve de una institución mental al sufrir una crisis durante su divorcio. Sin embargo, Pat que así se llama el protagonista, no acepta la ruptura y quiere volver con su ex a toda costa. Sin embargo, todo cambia cuando conoce a Tiffany, otra "loca" como él interpretada per Jennifer Lawrence (lo mejor del film con diferencia).

El principal problema del film es su nula progresión. La dinámica de cada escena es la misma. Mucha cháchara a menudo acertada pero a veces un tanto cargante, sobretodo en sus últimos compases. Y también que va perdiendo fuelle por reiteración. Unos diálogos que le dan un tono tragicómico al film; a veces forzado pero que condicionan (no sabemos si a propósito o deliberadamente) el resto de personajes. Describiendo las manías de cada papel uno se pregunta si realmente "están todos locos" y no sólo los protagonistas. Esa búsqueda de realismo en el film se difumina por culpa de algunos diálogos imposibles y ese uso de la comédia mal empleado que acaba derivando en farsa indigesta. Y para más inri, la parte final del film no mejora sino que sucumbe el tópico más rancio de los films del subgénero. 

Por fortuna, están ellos. Hablamos de Bradley Cooper, una tierna Jacki Weaver  o el propio De Niro (en el rol de comedia que nos tiene acostumbrado en films como “Los Padres de Ella”)) . Pero sobretodo está ELLA, una Jennifer Lawrence capaz de darle todo un matiz diferente, de iluminar la pantalla con su presencia. Si hay una razón para ver el film es ELLA. El resto del elenco realiza un trabajo correcto ajustándose a los roles pero la de la chica protagonista es de otra liga.

Conclusión: sobrevalorada. Tiene algunos momentos divertidos, es medianamente entretenida cuando se entra en su juego pero se acaba haciendo algo mónotona. Y el final no ayuda a reconociliarse con ella. Mejor alquilarla en el videoclub a menos que seáis fan de J. Lawrence. Un 5 y gracias. Y las nominaciones, excepto la actriz principal, para quien suscribe esto...una tomadura de pelo.

NOTA: 5

No hay comentarios:

Publicar un comentario