Páginas vistas la semana pasada

sábado, 26 de enero de 2013

CRÍTICA: LA VIDA DE PI

Desde hace un tiempo,  no prestaba atención a la literatura de Pablo Coelho, por ejemplo. Obras llenas de simbolismo y mensaje como Maktub no me decían nada pero alguien me descubrió este tipo de ideas y aunque a veces le vea costuras a su narración, me gusta lo que proponen. Pero no había leído el libro de Yann Martel. Y después de su adaptación al cine, tengo cierta curiosidad de hacerlo. Sin embargo, aunque parezca paradójico, el film de Ang Lee no me gusta.
La primera hora de película me recuerda a la peor versión de “El Curioso Caso de Benjamín Button” donde Brad Pitt era un niño viejo. Una narración confusa, explicada a través del propio Pi. Un narrador con una presentación  forzada  a través de una entrevista que llega a su casa para que le cuente una historia. Recursos que el guión usa demasiado en pantalla sin definirles correctamente, porque el film está demasiado preocupado en…acuarelas.

Si, el 90% del film es el aspecto visual. Nada que reprochar a esta parte. Avatar era una versión de Pocahontas en el espacio, por ejemplo, pero la cinta de James Cameron era muy sólida narrativamente. No es el caso de la primera parte del film del director oriental dónde disemina las piezas del rompecabezas sin un hilo conductor consistente. Eso sí, las imágenes bonitas que no falten aunque no vengan a cuento. Y el mensaje del film no puede ser mostrado de forma sutil si no a modo de sermón filosófico. Y uno se pregunta… ¿Dónde está el director minimalista de Brokeback Mountain? ¿Es el mismo que la Vida de pi? En efecto pero no lo que en aquella película me ganó, aquí me falta. Y no me ayuda a entrar en la historia.

La cosa mejora en el segundo acto. En el núcleo de la historia en cuestión. Ang Lee corrige errores como esa narración paralela" (sólo lo usa una vez cuando no hay más remedio) y se centra en una historia fantástica de supervivencia entre un tigre y nuestro protagonista. Un Suraj Sharma que no conmueve  a pesar de sus esfuerzos como Pi. Un personaje plano por mucho que quieran, muy mal construido desde el principio y que no tiene el encanto de por ejemplo, el Dev Patel de Slumdog Millonaire.  Por el guión y por el actor.

Eso sin olvidar, el giro final donde se juntan las piezas donde Ang Lee escoge una manera anti climática que no ayuda al film a remontar el vuelo. En definitiva, La vida de Pi me parece una película fallida muy bonita; con una primera parte aburrida y otra  parte entretenida pero poco más. Las 11 nominaciones no las veo por ningún sitio. Quizá ustedes puedan. Pero yo no he quedado atrapado en su hechizo.

NOTA: 4

No hay comentarios:

Publicar un comentario