Páginas vistas la semana pasada

domingo, 29 de junio de 2014

CRÍTICA: EL SUEÑO DE ELLIS


Sin duda, James Gray es unos directores más “clásicos" de los últimos años. Mientras otros cineastas se mueven en códigos narrativos mas propios del cómic o del videojuego que del séptimo arte; el director de " La Noche es Nuestra" apunta hacia las raíces del cine, y más concretamente, del melodrama noir. Sus rasgos significativos són: un gran dominio de la cámara, la dirección de actores y esa complicidad con la historia en formato contenido...Así es James Gray, pero sea cual sea la propuesta de este director como apenas un póker de cintas, siempre ha encontrado en sus largometrajes con una carga de verdad, una verosimilitud  de un autor que nunca ha escondido su grado de implicación personal y pseudo autobiográfico en sus propuestas. Porque aunque James Gray, por ejemplo, no ha sido policia, si se ha criado en las calles que aparecen en sus primeros films en la década de los 70, 80 o en la actualidad. Pero como podréis suponer, en el año en 1921 dónde transcurre " El sueño de Ellis" aún no había nacido...

Y ese es uno de los principales problemas. Gray intenta hacer suyo un mundo ajeno con resultados irregulares con una historia llena de luces y sombras que respira gracias a su trío protagonista; en especial por una SUBLIME Marion Cotillard. Pero la película que sueña ser la parte de Vito Corleone en el Padrino 2, sólo consigue esa asociación con su protagonista en momentos puntuales; dónde el proceso interno de nuestra heroína dialoga con el director de "Two Lovers", como solo hacen los grandes directores. 

Pero es que aquí, los actores parecen abandonados por su escudero a diferencia de anteriores ocasiones. Phoenix tarda demasiado en destaparse y Renner está muy desaprovechado como mago encantado de conocerse, a pesar de que llene la pantalla en cada aparición. Otro gran hándicap es un desarrollo confuso y apático; que no profundiza en una evolución de los caracteres de forma sólida y origina una desconexión con la odisea de la protagonista; con momentos forzados que hacen precipitar la acción. Y aún peor, soluciones narrativas reiterativas y tan defectuosas como el exceso de fundido en negro.

Y es que la actriz de "Medianoche en París" se siente muy sola en la cinta al defender con una magnífica performance la historia de Ewa. Los esfuerzos de la actriz tienen recompensa, aunque todo acabe resultando insuficiente, muy por debajo de lo que una poderosa interpretación como lo que realiza la actriz francesa pudiera dar a cualquier cinta. Ni planos de gran belleza como el desenlace final, hacen enmascarar una película estirada, sin mácula. Y es que si no fuera por su elenco o por los momentos dónde el cineasta de Nueva York se siente cómodo y muestra su potencial, " El sueño de Ellis" sería un aburrimiento de buen diseño artístico y gran fotografía ( no en vano, tenemos al iraní Darius Khondji, emulando con nota al finado Gordon Willis)  pero pésima descripción de un mundo de colores pardos que quiere plasmar. Si, el film aprueba por los pelos grácias a sus destellos de talento que los tiene ( péro casi ahogados) y eso es muy por debajo de lo que uno espera de un director tan regular y tan atinado habitualmente como James Gray.

NOTA: 5,5

No hay comentarios:

Publicar un comentario