Páginas vistas la semana pasada

domingo, 29 de junio de 2014

CRÓNICA AFF: DE SOLFERINO A ISLANDIA

De Solferino a Islandia pasando por Austria hay un trecho. Pero nosotros vamos a hacerlo para inaugurar la última semana del Festival Online. Un tour desigual, por otro lado, ya que descompensa un poco la magnífica racha de títulos más que satisfactorios que estábamos llevando. Pero que empieza muy fuerte con un portento de cinta dirigida por Justin Triet...
Estoy hablando de La Batalla de Solferino, un film no indicado por personas por estrés. Domingo 6 de mayo del 2012, día de elecciones en Francia. La segunda vuelta entre Sarkozy y Hollande promete disputarse voto a voto. La calle Solferino de París es la muestra de una sociedad tan expectante por el resultado electoral como histérica por sus pasiones enfermizas. Unos sentimientos tan neuróticos como el que desarrolla una de las periodistas que cubre el evento: Laeticia, que tendrá que tener un ojo puesto en el hecho histórico que se está efectuando en directo y el ex desquiciado reclamando ver a las niñas. Simplemente, aparte de interpretaciones, ritmo, guión, banda sonora (Dead Man's Bones, el grupo de Ryan Gosling cuyas notas están usadas sabiamente) que son de 10... ¿Alguien me puede explicar cómo se puede rodar una película en tiempo real cuando está ocurriendo el hecho en el justo momento de la filmación; más aún con la marabunta que representa todo el acontecimiento?Sólo puedo aplaudir. Sólo en el epílogo donde el experimento llega a su reflexiva conclusión, quizá le hubieran sobrado un par de minutos pero no nos ponemos quisquillosos: Oh, Mon Dieu! Peliculón.
“Creo en el santo dinero, en la comunión de los bancos, en el pago de intereses y en los activos eternos. Amén”. Así se presenta Soldate Jeannette, la llamada Thelma y Louise indy directamente desde de Austria. La idea promete pero en cuando empieza el metraje y prosigues en él, te das cuenta que 80 minutos pueden ser muy largos. Para empezar, que esos planos lejanos sólo crean más distancia entre film y espectador. Que el ritmo que inyecta Daniel Hoesl es apático y todo resulta plano, sin gracia y con dos personajes odiosos con ganas de caernos bien por su incorrección pero que en mi persona no conectaron en ningún momento.  Que el presunto humor no funciona con un ambiente tan gélido...¿De lo más flojo del certamen? Para este humilde crítico, sin duda la respuesta es sí.

Y acabamos con una ligera decepción. Uno de los films que se me escapó de la anterior edición del Zinemaldia, fue el dirigido por este hombre, que entró a recoger su premio rechinando como un caballo: Benedikt Erlingsson. Un film de humor esquivo con diferentes historias muy bien rodado que nos muestra el costumbrismo islandés y se centra en la especial relación que el hombre tiene con los caballos. Las secuencias con los animales y la plasmación del paisaje islandés son muy destacables y la cinta es interesante y se ve con agrado. Pero a mitad del film uno acaba pronosticar que el film se quedara en eso. Hay cierta reiteración en ideas y estructura en una cinta que su palmarés (en los que incluye el premio de Nuevos Directores del Zinemaldia,) puede que le vaya algo en contra. Demasiadas expectativas, si. Desdeñable, en absoluto. Un film solvente es este Of Horses of Men con el que acabamos esta ruta pero ni mucho menos terminamos con las crónicas (aunque queden pocas). Así que seguiremos informando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario